Consejos para empezar a meditar

Consejos para empezar a meditar

Los tres principios de la meditación samatha

A veces me preguntan:

  • ¿Cómo medito? ¿Me siento ahí y ya está?
    Bueno, podrías hacer eso pero no te aseguro que con ello estuvieras meditando.
  • ¡Yo no puedo meditar, mis pensamientos me vuelven loco!
    Sí, la mente es así y sin entrenamiento puede hacernos pasar malos ratos.

Hay muchos caminos para la meditación, pero en mi opinión, la meditación es un estado de la mente, no importa de qué manera llegues.

Consejos para empezar a meditar

Durante un tiempo he estado acudiendo cada semana a los cursos de meditación de Rigpa, uno de los centros budistas de Valencia. Aún voy cuando el horario de mis clases me lo permite.

Aquí he practicado meditación budista y voy a compartir contigo una de las técnicas que más me han ayudado. Se utiliza cuando hacemos meditación con soportes y se trata de los tres principios del sámatha (una de las dos formas de meditación budista.)

Estos son:

  1. Enfoque relajado
  2. Consciencia vigilante
  3. Espaciosidad

¿Y como aplico esto en la meditación?

Primero elige un soporte sobre el que posar tu mente, puede ser la respiración, los sonidos, una imagen, el cuerpo… y enfócate en él de una manera suave. Solo observa. Hablamos de utilizar el 25% de nuestra mente en esto. Sólo es una guía, entendemos que es algo que no se puede medir.

A la vez, deja otro 25% de tu mente en el estado de vigilancia, es decir, deja que una parte de tu mente consciente esté pendiente de que la primera parte está enfocada en el soporte. Cuando se de cuenta de que perdiste la concentración y te fuiste por ahí de paseo con tus pensamientos, suavemente hazla volver al motivo de tu enfoque.

Consejos para empezar a meditar

Y ¿espaciosidad?

Sí, haz todo esto muy relajadamente. Permite que el 50% restante simplemente disfrute del momento. Para mí es aceptar cualquier cosa que ocurra, aunque mi mente esté agitada y pierda la concentración a menudo, no me enfado, no me justifico, no entablo conversación alguna conmigo misma. Permito que todo fluya, me doy espacio. También hay opiniones que hablan de crear un espacio entre los pensamientos y tu propio ser. Es como ser un observador de lo que ocurre, sin identificarte con tus pensamientos ni con tu mente. Esto puede ser difícil, dependiendo de si lo has practicado antes o no.

A mi me gusta decir que no hay cosas fáciles o difíciles, sino cosas que he hecho antes y cosas que no he hecho nunca.

Estos son los tres principios del sámatha. Así que busca un lugar para sentarte, colócate en una postura cómoda, con tu espalda larga, sin apoyarte y comienza. Elige un soporte, concéntrate, vigila y disfruta.

Espero que estos sencillos pasos te ayuden en tu meditación.

Parte del propósito de la vida es sencillamente aprender a aceptar que todo es un misterio
Robin Sharma

Deja un comentario

WhatsApp chat